19 julio 2008

Bruce Spingsteen y la E Street Band en concierto (Minutos musicales 9)

Bruce Frederick Joseph Springsteen nació y creció en New Jersey. Cuando cumplió los 13 años aprendió a tocar la guitarra, y a los 16, gracias a un préstamo que pidió su madre, se hizo con la suya propia. Empezó su carrera profesional en el mundo de la música como guitarrista del grupo The Castiles, del que luego pasó a ser también vocalista.




Editó sus primeros discos en 1973, Greetings from Asbury Park, N.J y The Wild, the Innocent and the E Street Shuffle, junto a su banda de acompañamiento, la E Street Band, la cuál seguiría con él hasta la actualidad. Ninguno de estos discos tuvo demasiada repercusión, dado que su verdadero éxito llegó con Born to run (1975) que vendió millones de copias y llegó a ser número 1 en los EEUU, convirtiendose en referente del rock urbano. En los años siguientes, Springsteen no pudo sacar a la luz ningún disco debido a que mantuvo su tiempo ocupado por problemas judiciales con su antiguo manager.


Una vez superados estos inconvenientes, publicó un nuevo disco, Darkness on the Edge of Town (1978), con el que se consagró como gran poeta urbano y excelente compositor, con temas que hablaban de la lucha y supervivencia de las personas que buscanban el "sueño americano". Dos años más tarde llegó The river, que volvió a ponerle en lo alto de la lista de éxitos y fue aclamado por las críticas de todo el mundo. Las mismas alabanzas continuaron con su siguiente trabajo, Nebraska (1982), un disco más personal e íntimo que grabó con un equipo en su propia casa. Este disco se ha convertido en un referente para los artistas posteriores y es uno de los preferidos por sus seguidores más acérrimos.



Su definitivo éxito internacional que le lanzó de gira por el mundo entero llegó con Born in the U.S.A. (1984), con el que vendió más de 15 millones de copias por todo el mundo. Fue parte de esa misma gira la que publicó con su quinto disco, Live/1975-85, que recogía actuaciones en directo de los últimos 10 años. El éxito y la histeria que despertó este disco fue tal que muchos de sus fanas durmieron la noche antes de su salida en el exterior de las tiendas, y en Italia desapareció un camión cargado con los cds al cruzar la frontera.


A partir de este momento comienza una de las peores etapas para el músico. En 1987 publica Tunnel of love, el primer disco en el que no cuenta con la E Street Band al completo. Tiempo después, se divorcia de su mujer Julianne Phillips, y realiza una gran gira de despedida con la E Street Band. En 1992, casado de nuevo y con dos hijos, publica Human Torch y Lucky town, dos discos en los que expresa su nueva vida estable y tranquila junto a su nueva pareja, pero no alcanza buenas críticas y su éxito fue muy moderado. Los nuevos temas y músicos no podían competir con los logrados con su anterior banda. A pesar de todo, recuperó parte de su prestigio al ganar el óscar a la mejor banda sonora con su canción Streets of Philadelphia (de la película Philadelphia), en mi opinión una maravilla de canción.


En 1995 comienza su nueva escalada hacia el éxito. Publicó un disco con sus grandes éxitos y nuevios temas grabados con la E Street Band, y The Ghost Of Tom Joad, un trabajo muy similar a Nebraska salvo en su contenido, cuyas letras se alejaban de sus anteriores ideas y presentan una américa no tan ideal. Finalmente, en 1998 recogío en 4 cds temas descartados de toda su carrera y realiza la gira de reencuentro definitiva con su querida banda de acompañamiento, de la que salió Live in New York City, album y DVD con sus actuaciones en el Madison Square Garden.


En el 2002, la trayectoria de Bruce Springsteen toma una nueva dirección con The Rising, un éxito mundial con temas inspirados en la tragedia del 11 de Septiembre y con un nuevo sonido más contundente y rockero. Realizó una nueva gira internacional y un nuevo disco en directo, Live in Barcelona. Tres años después grabó Devils & Dust, esta vez sin la E Street Band, un disco que despertó cierta polémica entre sus patrocinadores, debido a el contenido sexualmente explícito de uno de sus temas y otro que contaba los miedos y experiencias de un soldado destinado a la invasión de Iraq. A pesar de todo fue número uno en 10 países.


Sus últimos trabajos han sido We Shall Overcome: The Seeger Sessions (2006), en la que reunió a diferentes músicos folk y formó la Sessions Band, y Magic (2007), en la que vuelve a contar con la colaboración de la E Street Band.


Por su parte la E Street Band se originó en 1972, y recibe su nombre de la calle en la que estaba situada la casa en la que ensayaban. Además de Bruce Springsteen, han colaborado con otros grandes cantanates, como Bob Dylan, Meat Loaf, Bonnie Tyler, Dire Straits, David Bowie o Sting, entre otros. Actualmente, la banda está formada por Garry Tallent (bajo), Clarence Clemons (saxofón, percusión, voz), Max Weinberg (batería), Roy Bittan (piano, sintetizador), Steven van Zandt (guitarra, mandolina, voz, coros), Nils Lofgren (guitarra, pedal steel guitar, voz,), Patti Scialfa (voz, coros, guitarra), Soozie Tyrell (violín, coros), Danny Federici (órgano, glockenspiel, teclados).



Actualmente están completando su gira Magic Tour 2008, habiendo tocado el pasado día 17 en el Santiago Bernabeu de Madrid, concierto al que tuve el enorme placer de ir. Solo hay tres palabras para describirlo LA-RE-LECHE. Un concierto genial, espectacular. Un estadio lleno hasta los topes. Un puesto de privilegio, a apenas 3 metros del escenario, pulserita en la muñeca y estupenda compañía. Una noche para recordar.



El público grita, se impacienta, las breves apariciones de "Schuster" y "Rosendo" no calman a nadie. De repente empieza a sonar música de organillo, el estadio enloquece y aparece en el escenario la E Street Band y un tipo que nos presenta al Boss (luego me enteré de que ese tipo era Javier Bardem). Entonces aparece el protagonista de la noche, y comienza a sonar Night, la gente canta a pleno pulmón Radio Nowhere. Y el concierto se desarrolla perfecto, Bruce se acerca al público, le da la mano, canta con ellos, y se le ve reir, disfrutar, dar lo mejor. Recoge los carteles de la gente, los tira al aire y los recoge al azar para tocar las canciones que le piden, todo con una sonrisa en los labios. La banda espectacular, solos de guitarra increíbles, un saxofonista impresionante. Todas las canciones consiguen algo impensable para otros grupos: que la gente coree la melodía.



Y entonces suena Because The Night, recordándome años atrás de mi vida, Bruce se pasea, mira a cámara, se desliza por el escenario. Livin' in the future. Mary's Place. El estadio entero como loco. Ya no siento ni los pies, me duele la garganta, me pesan los brazos. Y comienza Badlands. A la mierda, ya estás saltándo otra vez como si fuera la primera canción. Y con ese espiritu hasta el final, todo gritos, caras de felicidad y aplausos. Guitarra en mano, Bruce suplica que ya no más. Pero después de que el estadio entero esté en pie, coge otra vez la pua y termina con una genial Twist and Shout. El mejor concierto en el que he estado. Te estaremos esperando para la próxima vez.

A falta de vídeos buenos del concierto de Madrid, os dejo un fragmento con un concierto de New York. La canción: Badlands.

3 comentarios:

HighEntomologist dijo...

¡Hey! ¡Chula portada nueva! ¡Prácticamente da miedo y todo!

Julipy dijo...

Madre! Vamos que te lo pasaste de perlas en el concierto!! Te aprendiste al final todas las canciones necesarias? jajaja ;) Y sí, la nueva cabecera acojona XD

Inés Mena dijo...

:D :D :D BRUCE!!!!!!!!!!!Ya me han contado vuestras peripecias :p ajajajajaj vaya tres locos ^^ Pasalo muy bien!!!!A ver si te veo prontito!:)

Y si, la cabecera da miedo!!!!!Me gusta la A del ha XDDDD