06 junio 2009

Comentario peliculero 18: Dragonheart


Título: Dragonheart, Corazón de Dragón (Dragonheart)
Año: 1996
Director: Rob Cohen
Género: Aventura, Fantasía
Intérpretes: Dennis Quaid (Bowen), Sean Connery (voz de Draco), David Thewlis (Rey Eion), Pete Postlethwaite (Fray Gilbert), Julie Christie (Reina Aislinn), Dina Meyer (Kara)
Guión: Charles Edward Pogue, basada en una historia de Patrick Read Johnson
Duración: 103 min.

Sinopsis: El joven y débil príncipe Einon es herido en una batalla que pretendía derrocar a su cruel padre, el rey Freyne. Para poder salvarle de la muerte, su madre, la reina Aislinn lo lleva a Draco, un dragón quien cede una parte de su corazón para concederlo al herido muchacho. Agradecido con el dragón, el joven protector del príncipe, el caballero Bowen, promete saldar esa deuda en un futuro cercano.

Puntuación personal: 7/10

Opinión: Aunque desde que la vi siendo niño la han puesto montones de veces en televisión, nunca hice intención de volver a verla entera, hasta ayer mismo.

Diez años antes que Eragon, y mil veces más molón.

Aunque Dragonheart es una película fantástica, no pertenece al mismo grupo que "El Señor de los Anillos" o "Eragon". No trata de impresionar al espectador con grandes batallas y montones de efectos especiales espectaculares. Dragonheart es un cuento, una fábula sobre la amistad y el valor.

Hay que ver como recorta aquí al contraluz...

Una película en la que los efectos especiales no tienen como único objetivo embellecer la trama, sino que forman parte de ella, en forma de Draco, el dragón parlante protagonista de esta bonita historia. Este personaje, que da mil vueltas en diseño y carisma a la mierda de dragón azul de Eragon, fue creado por Industrial Light & Magic usando un novedoso software de expresión facial, siendo el primer personaje diseñado para ser doblado por un actor profesional (Sean Connery). En España fue doblado por Francisco Rabal, que le daba un toque imponente que iba muy bien para el carácter de la criatura. Dennis Quaid está bien como caballero andante, y me encantó David Thewlis como el traicionero Eion.

Está como aguantándose las ganas de descojonarse

Otra cosa especialmente señalable es su banda sonora, que contiene uno de los temas más famosos del cine de los 90, To the Stars. Muchos la reconocerán nada más oírla, pero seguramente nunca supieron que pertenecía originalmente a esta película. Una música realmente preciosa, de lo mejor de la película.


Escuchar en especial a partir del primer minuto.

En general, Dragonheart es una historia que pueden disfrutar niños y mayores. Me encantó todo el espíritu de honor y tradición a lo Rey Arturo que destila la trama. Una película de fantasía sin pecar de exceso de grandiosidad. Posee aventura, humor, ternura y corazón. Un enorme corazón de dragón. Y sólo por eso, merece la pena verla.


"Un caballero debe ser valeroso.
Su corazón sólo conoce la virtud.
Su espada defiende a los desvalidos.
Su fuerza sostiene a los débiles.
Su palabra sólo dice la verdad.
Su ira aniquila al malvado."

- Antiguo código de honor de la caballería.

3 comentarios:

HighEntomologist dijo...

Desde luego, tiene buena pinta.
Se te ha ocurrido comentar otras cuantas pelis de ésas de efectos especiales efectistas pero que no contraponen a la trama; como casi toda la obra de Jim Henson?

Raquel_akira dijo...

Me encanta esta pelicula!! LA he visto dos veces pero esta semana no... ME encanta David Thewlis!! y en esta pelicula me gusta mucho el personaje (siempre me han gustado los malos.. q le voy a hacer;))
Tendré q volver a verla!!

Anónimo dijo...

*.*
Me encantó esta película cuando era pequeña, no paraba de verla, ya aun me gusta.
Gracias a ti, ahora sé quién es la voz de Draco.