20 septiembre 2008

Experimento sociologico

Hace unos pocos días procedí a hacer un experimento sociológico improvisado. Lo que trataba de demostrar es hasta que punto la gente siente curiosidad o hasta que punto se muestra desconfiada, y en parte, hasta que punto es sociable la gente. Vosotros mismos podéis hacer este experimento en vuestra casa, sólo necesitaréis:

- Un móvil (si puede ser otro diferente al vuestro, mejor, pero al menos necesitáis la agenda del vuestro).
- Unos diez minutos del tiempo que malgastáis al día.
- Estar dispuestos a gastarse unos céntimos si queréis profundizar en el experimento.

La tontería consiste en lo siguiente: coje la agenda de números de tu móvil y desde el principio, haz una llamada perdida a todas las personas con las que haga mucho tiempo que no hablas. Cuanto menos conocidos seáis, mejor. En mi caso, tenía números de gente con la que apenas he cruzado palabra, pero que por un motivo u otro, tenía su número. Si además sabes si la persona en cuestión ya no tiene tu número, mejor que mejor.


Ahora da un plazo de tiempo. Por aquello de que mucha gente no tendrá el móvil a mano, digamos unas 12 horas, para asegurarnos de que todo el mundo ha visto el móvil en el algún momento del día. A lo largo del plazo, vete contando las llamadas perdidas que te hagan a ti (de los que tú hiciste una, no valen las de tus amigos), las veces que te hayan llamado insistentemente (tú verás si quieres cogerlo) y los mensajes que recibas (ya sean diciendo que qué es de tu vida o preguntando quién eres).

Tienes la opción de profundizar en el experimento contestando a los mensajes y viendo cuantos vuelven a contestar al recordarles quién eres (oye, lo mismo te vale para reavivar viejas amistades).

Con estos datos sabrás, primero, a cuantos de tus conocidos no les pica la curiosidad o pasan de ti en caso de que se acuerden quién eres. Los que te contesten con mensajes de "quién eres?" y similares son curiosos, pero en su momento pasaron de ti porque ni conservaron tu número. Y los que te llamen son los verdaderamente curiosos por saber quién eres (o por saludarte porque se acuerdan de ti, vete a saber). Por lo demás, este experimento no sirve para nada más, así que me temo decirte que has perdido el tiempo leyendo esto. En mi caso recibí dos llamadas perdidas y un mensaje preguntando, de las 21 personas a las que hice una llamada. Qué triste.

"ES MI MANICOMIO", inventando 1001 maneras de que pierdas tu tiempo.

2 comentarios:

HighEntomologist dijo...

Interesante experimento...
Para darle algo más de enjundia, sería apropiado decirles a los que contestan algo así como "te queda una semana de vida", con voz de malote...
Inténtalo; servir para algo, lo que se dice servir, no creo que sirva para nada, pero lo divertido que tiene que ser!
Adenda de Entomologist para "1001 maneras de perder el tiempo en El Manicomio XD"
(el XD es parte del título del libro).

niña rata dijo...

JAJAJA buenísimo ...que mejor manera de perder el tiempo que partirse de la risa un rato(OO) mientras lo leía lo he hecho ...y en menos de 10 minutos ya son 4 las personas que han devuelto la llamada y una a mandado el tipico"QUIEN CARAJO ERES?" esto promete......veamos como digievoluciona el percal.
saludos